De 89 a 93 pasó el nùmero de personas fallecidas por la explosión en un ducto clandestino de hidrocarburo en Tlahuelilpan, en el estado mexicano de Hidalgo, segùn fuentes oficiales.

El ministro de salud, Jorge Alcocer, dio a conocer un nuevo balance de la tragedia.

“Continuando con este importante aunque triste censo, ayer nos quedamos con 89 pacientes fallecidos y 51 hospitalizados. En las últimas horas han fallecido cuatro más hasta llegar a los 93 fallecidos”. Sostuvo, Alcocer.

Los hechos en menciòn se presentaron el pasado viernes en la tarde cuando un grupo de pobladores del municipio de Tlahuelilpan, en el céntrico estado de Hidalgo, reventó un ducto de hidrocarburo y empezó a sustraer, de una forma muy rudimentaria, la gasolina.

Alcocer, tambièn indicò que fue necesario el traslado de uno de los pacientes a Texas, en los Estados Unidos.

“Quedan 46 pacientes hospitalizados en centros médicos mexicanos, pues a los cuatro muertos hay que sumar un quinto paciente que fue trasladado a un centro especializado en Galveston, Texas.

Desde que llegó al poder el 1 de diciembre, López Obrador comenzó un combate frontal al robo de hidrocarburos a través de los ductos de la empresa estatal Pemex, que genera pérdidas millonarias para la compañía.