Ingenio y majestuosidad son dos de los rasgos distintivos del estand de la Gobernación del Atlántico que, desde el pasado lunes y hasta el próximo 25 de marzo, se exhibe en el centro comercial Viva Barranquilla. Huella Artesanal, iniciativa liderada por la primera gestora social departamental, Liliana Borrero, destaca el talento de un centenar de personas que transforma su creatividad en bellos artículos de uso personal y doméstico.

“El diseño y la artesanía unen hoy sus esfuerzos para construir un camino en el cual sea posible generar conocimiento, así como perfilar hacia la excelencia al producto artesanal del departamento”, dijo la gestora social, quien remarcó el compromiso del grupo de artesanos que trabajó incesantemente hasta consolidar su obra.

Huella Artesanal, que este año celebra su segunda edición, es un proyecto de la Gobernación del Atlántico que resalta la labor de artesanos de once municipios. Ellos participan en talleres que fomentan el aprendizaje de nuevas técnicas, sin apartarse de su inspiración y autenticidad, afianzando las habilidades que dan lugar a la elaboración de sus productos.

Arcilla, fique, bejuco, totumo y palma de Iraca son algunos de los insumos empleados por los artesanos para la elaboración de macetas, ensaladeras, portavasos, servilleteros, mochilas, lámparas, cajas de regalo, floreros, canastos, entre otros artículos.

“A través del proyecto lo que queremos es potenciar y visibilizar su talento, hacer que la gente lo conozca y lo quiera. La estética y la utilidad de los productos es esencial para ponerlos en escena y seducir al público que visita nuestro estand”, anotó Borrero.

Para esta versión, la Gobernación vinculó a 140 artesanos –36 más que en la pasada edición– de once municipios. En tal virtud, la administración departamental sigue cumpliendo su propósito de impactar positivamente la vida de un amplio sector de la población.

Más allá de los logros cosechados hasta la fecha, los esfuerzos por seguir consolidando un Atlántico Líder no claudican. “Ya empezamos a hacer convocatorias en los municipios que faltan por ser integrados a Huella Artesanal. Ya estamos haciendo presencia en Suan, Campo de la Cruz y Santa Lucía. En esas poblaciones dejamos asignadas algunas tareas y, muy pronto, volveremos a revisar su progreso”, anotó la primera gestora social.

El imponente ‘mega canasto’, elaborado en pino y fique para el trenzado y amarre de la estructura, tiene una altura de 4,5 metros y ocupa un área de 60 metros cuadrados. Por sus dimensiones e incuestionable atractivo, es una de las mayores atracciones de las personas que, por estos días, visitan el Viva Barranquilla.

No será ese el único escenario en donde los atlanticenses podrán apreciar estas artesanías. Borrero confirmó que ya ha recibido invitaciones de otros centros comerciales para exhibir la muestra itinerante en distintos puntos del país: estuvimos en Bogotá y ahora surge la posibilidad de llevarlo a Bello, Antioquia.

“Personas inmersas en el área de los negocios ya han visto la belleza de esta puesta en escena y esto se está reflejando en la adquisición de estas artesanías. Es un muy buen comienzo y la meta es que esta experiencia sea vivida por muchas más personas”, sostuvo Borrero.

PROTAGONISTAS

Ángel Paternina es oriundo de Colosó (Sucre) y ha dedicado 30 de sus 72 años de vida a la elaboración de artesanías. Su insumo predilecto es la madera, material con que elabora portavasos y servilleteros.

Hace seis meses se unió al programa y cuenta que su experiencia ha sido satisfactoria. “Es lo mejor que me ha pasado, he recibido mucho apoyo de la Gobernación y de los instructores. Aquí he mejorado mi técnica de trabajo y hoy puedo ofrecer productos de mejor calidad”, manifestó Paternina, quien representa a Puerto Colombia.

Juan Carlos Aristizábal es otro de los beneficiarios de Huella Artesanal. El hombre de 46 años, natural de Bogotá, acumula 33 años trabajando con madera. En la muestra, ofrece una tabla diseñada con las dimensiones del pan baguette, portavasos y portaviandas de tres rodajas.

“Para mí y mi familia, el impulso que nos ha dado este proyecto de la Gobernación ha sido inigualable. Lo que desde el año pasado ha hecho Huella Artesanal es acelerar nuestro desarrollo como artesanos y empresarios. La vinculación al proyecto llegó en el momento oportuno porque permite consolidar nuestro trabajo”, puntualizó.

 

 

La primera gestora social del departamento del Atlántico, Liliana Borrero Donado, se reunió con sus homólogas de los municipios con el propósito de aunar esfuerzos y continuar fortaleciendo el proyecto Huella Artesanal. Este encuentro se realizó en el piso 12 de la Gobernación del Atlántico.

La idea es que este año, Huella Artesanal brinde la oportunidad a nuevos artesanos que ingresarán al programa para recibir capacitación y así sus creaciones sean reconocidas por su calidad y entren a competir en el mercado local, departamental y nacional.

Huella Artesanal, proyecto de la Secretaría de Cultura y Patrimonio de la Gobernación del Atlántico,  tiene como objetivo fortalecer al artesano como empresario, innovador y consciente del legado cultural que porta.

“Los municipios realizarán la convocatoria para identificar los talentos artesanales con el fin de vincularlos al proyecto para capacitarlos en diseño, emprendimiento, técnicas de mercadeo y transformación del ser”, dijo Borrero.

Explicó que la idea es visibilizar y perfeccionar los productos artesanales que puedan convertir su actividad en un negocio rentable para que las familias  mejoren su calidad de vida.

“Para el éxito de esta convocatoria es necesario que las gestoras sociales de los municipios abanderen este proceso en sus territorios e incentiven la participación de los artesanos”, expresó Borrero.

Se realizarán visitas a los municipios para observar el trabajo artesanal,  hacer acompañamiento y seleccionar los mejores productos.

Las personas seleccionadas entrarán en esta nueva etapa del programa donde recibirán orientación en mercadeo, diseño y vitrinismo para que una vez finalice el proyecto, salgan como microempresarios y puedan defenderse por sí solos como microempresarios de las artesanías.

“La idea es que  aprovechen y utilicen las herramientas que la Gobernación les brinda”, expresó Borrero.

COMPONENTES DEL PROYECTO

El proyecto inició en el 2018, tuvo una duración de seis meses. Tiene seis componentes: transformación del ser, análisis del mercado, fortalecimiento en emprendimiento, economía naranja, fortalecimiento productivo, diseño e innovación y fortalecimiento comercial.

Se beneficiaron 100 artesanos, quienes se trazaron metas personales y las hicieron  realidad al convertirse en empresarios.

Estas personas beneficiadas experimentaron y crearon nuevos productos, más de 120 referencias, resultado de la cocreación entre artesanos y diseñadores.

Tuvieron la grata experiencia de participar en espacios como Sabor Barranquilla, Wedding Fest, Exporartesanías y en el centro Comercial Carnaval.

Una de las grandes  iniciativas de Borrero fue el diseño del  ‘megacanasto’ que le rinde tributo a la artesanía  del Atlántico, con 4.50 metros de alto y un área de construcción de 60 metros cuadrados.