TT Ads

El papa Francisco visitó hoy Camerino, una de las localidades más afectadas por el terremoto de 2016 en el centro de Italia que causó numerosos derrumbes y miles de personas quedaron sin hogar, y pidió que nadie se olvide de ellos.

«He venido hoy para estar cerca de ustedes. Estoy aquí para orar con ustedes a Dios, para que nadie se olvide de quién está en problemas. Ruego al Dios de la esperanza, para que lo que es inestable en la tierra no sacuda la certeza que tenemos dentro», dijo Francisco durante en la misa que celebró en la plaza Cavour de Camerino.

A su llegada a la zona, Francisco se detuvo en la localidad de Cortine donde visitó las casas prefabricadas donde han sido alojadas cerca de 450 personas y entró en tres de ellas, en las que viven ancianos con quien se detuvo a charlar algunos minutos.

TT Ads

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *