El proceso de transformación de los municipios del Atlántico sigue su curso. Las obras que realiza la Gobernación en el municipio de Manatí avanzan de acuerdo a lo previsto. El gobernador del Atlántico, Eduardo Verano De la Rosa, en compañía de la alcaldesa Kelly Paternina, realizó un recorrido en el que verificó que este territorio será otro cuando finalice esta administración en diciembre próximo.

El  estadio de béisbol, el hospital, el polideportivo y la casa de cultura, son algunas de las obras que se construyen. Verano de la Rosa dijo que los trabajos  de reposición de la infraestructura física  en el hospital avanzan en 90 %.

“Muy pronto pondremos al servicio de la comunidad este centro hospitalario que se construye con recursos de la estampilla departamental hospitales nivel 1 y 2. Serán 15 mil los habitantes beneficiados”, detalló el mandatario.

La inversión en la infraestructura física y dotación de equipos biomédicos es de $ 9.260 millones y abarca 2.458 metros cuadrados.

Entre los servicios que prestará a los usuarios está el ambulatorio como consulta externa, servicios amigables, dos unidades odontológicas, programa de promoción y prevención, nutrición, psicología y vacunación.

Contará, además, con una sala de urgencia dotada con áreas para Enfermedades Diarreicas  Agudas (EDA) y Enfermedades Respiratorias Agudas (ERA).

Otro de los servicios son imagenología, laboratorio clínico y ecografías obstétricas, también, hospitalización con siete camas hospitalarias,  áreas administrativas y servicios generales.

UNIDAD DEPORTIVA

La comunidad también tendrá la oportunidad de disfrutar de la unidad deportiva y recreativa que se edifica con una inversión de $ 10.700 millones.

Comprende una cancha de béisbol, de fútbol y una cancha múltiple con sus medidas reglamentarias para competencias internacionales.

La cancha de béisbol tiene  forma de diamante, dispondrá de graderías para 400 personas, zona central de baños públicos, camerinos, duchas, locker y baño para los equipos. Contará, además, con espacio para el acceso a las personas con discapacidad.

La cancha de fútbol tiene también medidas reglamentarias 100 x 62 y tribuna para 500 personas.

Esta unidad deportiva tendrá un gimnasio biosaludable, parque infantil, estacionamiento para buses y vehículos particulares, senderos peatonales, plazoleta, ciclovía y una arborización organizada.

“El propósito de estos escenarios deportivos es promover el amor por el deporte, la recreación y la sana convivencia de los habitantes. Aquí se han hecho grandes inversiones”, manifestó Verano de la Rosa.

La alcaldesa municipal, Kelly Paternina, se mostró más que complacida con la administración departamental.

“El balance es positivo por todas las inversiones que se reflejan en estas obras que estarán al servicio de los niños, jóvenes, adolescentes y adultos mayores, estamos en un momento de desarrollo, progreso y esperanza”, expresó.

CASA DE LA CULTURA

La construcción de la Casa de la Cultura de Manatí hace parte del paquete de obras que la Gobernación a través de la Secretaría de la Cultura y Patrimonio realiza en otros municipios como Ponedera, Repelón, Manatí, Luruaco y Campo de la Cruz. La inversión es de $ 1.712.937.312.00 millones.

Todos estos trabajos hacen parte de las 400 obras que se realizan a lo largo y ancho del departamento, y muchas de estas tienen un componente que apunta a cumplir con dos de los ejes fundamentales del plan de desarrollo Atlántico Líder 2016-2019: Transformación del ser humano e inversión social responsable.

En medio de la celebración de las corralejas en el municipio de Manatí en el sur del Atlántico, una mujer de 23 años de edad y su hija de 4 resultaron con quemaduras al ser alcanzadas por una bola de candela.

De acuerdo a información suministrada por la policía, señala que varias personas se encontraban pateando una de estas pelotas la cual rocían con combustible.

La pelota fue golpeada con fuerza por una de las personas que participaban de estas celebraciones, y fue a parar a la parte de inferior de los palcos, en donde se encontraban madre e hija quienes resultaron con quemaduras.

La mujer registra quemaduras en el 80 por ciento de sus piernas, mientras que la pequeña presente quemaduras en uno de sus brazos y el codo. Ambas fueron remitidas al hospital de Sabanalarga.

Según testigos un menor de edad fue señalado como responsable de patear la bola de candela que le ocasionò quemaduras a esta mujer y su pequeña hija de cuatro años de edad.

La mujer y la niña se encuentran recibiendo atención médica en el Hospital de Sabanalarga, hasta donde fueron trasladadas.