Connect with us

Local

“Róterdam es la prueba de que el sueño que Barranquilla ha esperado por 30 años es posible”: alcalde Pumarejo

Barranquilla se rodea de los mejores para hacer realidad sueños que la posicionarán como la primera Biodiverciudad del país, partiendo de su vocación fluvial: la Zona Marítima Portuaria de talla mundial, que generará miles de empleos de calidad, y el río-bus que transportará a los ciudadanos por el río Magdalena.

Así lo sostuvo el alcalde Jaime Pumarejo, quien continúa en la misión oficial del Distrito en Europa. Esta vez, sostuvo una reunión con su homólogo de Róterdam, Ahmed Aboutaleb, con el objetivo de aprender sobre la planeación y trabajo conjunto de ciudad de los últimos 60 años, a partir de lo que han logrado posicionar el puerto más importante del mundo, que genera 350.000 empleos directos y aporta 6 % del PIB nacional.  

“Estamos emocionados y complacidos de que el alcalde nos haya recibido y brindado sus impresiones no solo del puerto y el crecimiento, sino de excelentes ejemplos de liderazgo positivo. Róterdam es la prueba de que el sueño que Barranquilla ha esperado por 30 años es posible. Con sus asesorías y la de Royal Haskoning, dejaremos un centro industrial y logístico de talla mundial con enorme capacidad de generación de empleo y con una operación que, además, es ambientalmente responsable”, expresó el mandatario.

Este último punto —destacó el alcalde— permite que en la ciudad se puedan disfrutar actividades como deportes de vela, remo y contemplación de aves en la desembocadura del río e ingreso al puerto. “Este es el sueño que tenemos los barranquilleros, de algún día poder hacer algo similar, generando empleo y calidad de vida”, dijo.

A su turno, el alcalde de Róterdam manifestó: “Estoy feliz de que pudiéramos vernos después de mi visita a Barranquilla; somos dos ciudades portuarias. En las ciudades portuarias viven personas vulnerables que, desde nuestro punto de vista, necesitan protección. La mejor manera de proteger a las personas en condición de vulnerabilidad es proveerles trabajo, y el puerto es una enorme fuente de empleo”. 

El mandatario contó que el proceso de crecimiento portuario inició hace 10 años, cuando era “una zona desértica, y ahora es un puerto que floreció a partir de inversión de millones de euros. Mi consejo al alcalde, en ese entonces, fue que apostaran por proyectos para sacar adelante el puerto, porque creíamos en este tesoro nacional que está evolucionando de manera positiva, y así fue. El puerto siempre trae ganancias para todos, tanto para las compañías como para las personas que necesitan sobrevivir todos los días”, expresó Ahmed Aboutaleb.

Por su parte, el director del puerto de Róterdam, René van der Plas, sostuvo que “las ideas de ampliación del puerto de Barranquilla son muy similares a las que teníamos hace una década con el de Róterdam. Hay similitudes en tamaño, propuestas, consideraciones y lecciones aprendidas, no hay que olvidarlo, y creo que ese es el interés detrás de esta visita. Esperamos que sea inspiradora para el alcalde y tenga impacto en esos desarrollos para su cuidad”.

Van der Plas recordó la misión de Países Bajos que estuvo en la capital del Atlántico en febrero de este año, en donde sostuvieron mesas técnicas con el Distrito y Puerta de Oro – Empresa de Desarrollo Caribe.

“Desde mi perspectiva, solo tiene sentido crear, desarrollar o ampliar un puerto si crea valor social y económico, y por ahí debe empezar. Por supuesto, se necesitan compañías y empresas para asegurar un negocio rentable, pero al final es cuestión de crear valor social y económico. Se trata de crear empleos, crear ingresos para la gente y generar educación.  Eso es lo más importante”, dijo el director del puerto de Róterdam.

La agenda de la misión también incluyó un recorrido por agua en el Amfibus (río-bus), desde el puerto hacia el centro de la ciudad.  

Este proyecto, que se inauguró en el año 1998, nació de la idea de usar el río como medio de transporte, “y es la misma idea que tenemos en Barranquilla”.

“Nos contaron que tuvieron muchísimos problemas y que varias veces pensaron en tirar la toalla porque la gente no les creía y no estaban usando el río-bus. Pero, poco a poco, con la ayuda del Gobierno y de la gente, esto se convirtió en una solución que moviliza 2.5 millones de pasajeros. Ojalá que pronto podamos ver el río Magdalena como una arteria de transporte público, sostenible y amigable con el medio ambiente”, dijo el alcalde Pumarejo. 

“Estamos muy contentos de ver que esos sueños que tenemos para Barranquilla fueron soñados también en otros sitios y cómo han hecho ellos para que funcionen porque, como nos dijeron, hace un par de años para la gente esto era una locura, pero hoy ya es una realidad”, finalizó el mandatario de los barranquilleros.

Países Bajos, aliado estratégico de ciudad

La relación estratégica de Barranquilla y Países Bajos se remonta 12 años atrás, con la estructuración del plan maestro portuario, de mano de un grupo consultor de Róterdam. En ese entonces se planteó un puerto que crecía en etapas y que se iba acercando a volverse un puerto multipropósito que tuviera una salida marítima y una salida fluvial, punto de partida que se tuvo en cuenta en el estudio de viabilidad técnica y financiera de Puerto Futuro, que se entregó en marzo de este año.

Fue la firma holandesa y una de las mejores consultoras para temas marítimos y portuarios del mundo, Royal Haskoning, la que presentó el estudio para la implementación de la zona marítima portuaria que le dará a Barranquilla la capacidad de recibir buques de gran calado. El resultado: se trata de un proyecto palpable, que cierra financieramente y que puede ir creciendo en el tiempo.

Por otro lado, en los últimos dos años Barranquilla ha ido fortaleciendo su relacionamiento con la Embajada de Países Bajos, a través de la Oficina de Relaciones Internacionales de la Secretaría de Desarrollo Económico. En ese sentido, se ha trazado una agenda conjunta en materia de gestión de recursos hídricos, movilidad sostenible y economía circular, componentes importantes del reto Biodiverciudad.

Copyright © 2019