En medio del desconocimiento del gobierno de Venezuela por parte de la comunidad internacional, el Presidente Nicolás Maduro asumió su segundo mandato.  

Ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y no ante el Parlamento, como ordena la Constitución, se posesionó este jueves Nicolás Maduro Moros como presidente de Venezuela para un segundo mandato de seis años.

En el acto estuvieron los presidentes de Bolivia, Cuba, El Salvador y Osetia del Sur, así como el secretario general de la Opep. En contraste, otros países de la región, agrupados en el Grupo de Lima, desconocieron la legitimidad del gobierno que continúa en una Venezuela marcada por la crisis social, económica e institucional.

En su discurso de posesión, el mandatario explicó los mecanismos que le dan reconocimiento  a su gobierno y explicó también por qué hizo el juramento ante el Tribunal Supremo de Justicia, en lugar de asistir a la Asamblea Nacional. Recordó que el Parlamento, de mayoría opositora, fue declarado en desacato por parte del gobierno, y la Constitución establece otras opciones.

El mandatario venezolano afirmó que le gustaría conversar con el presidente colombiano Iván Duque, a quien criticó por los asesinatos de líderes sociales.

El gobierno de Colombia  rechazó una vez más este jueves las insinuaciones del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien afirmó que desde territorio patrio se está gestando una conspiración para terminar con su vida y provocar una guerra con el vecino país.

En un nuevo comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores, indica que “rechaza nuevamente, en los términos más claros y contundentes posibles, las afirmaciones insultantes, injuriosas y calumniosas del Gobierno de Venezuela, según las cuales Colombia haría parte de una imaginaria conspiración para desencadenar un conflicto armado entre los dos países”.

Igualmente el gobierno en su comunicado dice que “así mismo, reitera su apego al derecho internacional y a las normas y costumbres que le son propias. De igual manera, insiste en que, como integrante de la OEA y firmante de la Carta Democrática Interamericana, seguirá trabajando, conjuntamente con otros miembros de la comunidad democrática de naciones, mediante medios políticos y diplomáticos, para contribuir a crear condiciones dirigidas a que el hermano pueblo de Venezuela pueda vivir otra vez en democracia y libertad”.

Comunicado

El Ministerio de Relaciones Exteriores, en nombre del Gobierno de Colombia, rechaza nuevamente, en los términos más claros y contundentes posibles, las afirmaciones insultantes, injuriosas y calumniosas del Gobierno de Venezuela, según las cuales Colombia haría parte de una imaginaria conspiración para desencadenar un conflicto armado entre los dos países.

Así mismo, reitera su apego al derecho internacional y a las normas y costumbres que le son propias.