TT Ads

Jugadores y cuerpo técnico de Junior, tras la derrota sufrida en la Copa Sudamericana por definición desde el punto penal, han decido dar vuelta a la página y ahora se han enfocado en la final de la Liga Águila, donde esperan conservar la ventaja de 4-1 frente al Medellín y obtener la octava estrella, la que le ha sido esquiva desde el 2011.

“Jugamos sin excusas y considero que debimos definir el partido mucho antes del penal fallido por Jarlan (Barrera). Puedo decir que me voy la satisfacción y el orgullo de este equipo. Junior me volvió a emocionar con o sin pelota y me atrevo a decir que este equipo que estamos viendo es el mejor de muchas épocas, de muchos tiempos de la historia del cluib”, dijo el técnico Julio Comesaña al termino del compromiso.

Respecto a lo que viene manifestó que “no quiero mandar mensajes, pero quien tenga una duda de cómo vamos a ir a Medellín, que tengan paciencia el domingo por la tarde. Es cierto que estamos tristes, golpeados y lo que sea, pero estaremos otra vez en pie peleando otra final ante Medellín”.

Junior en la madrugada de este jueves partió de Curitiba en Brasil hacia Medellín, donde arribó antes del mediodía. Allí permanecerá hasta el domingo a las 4:30 de la tarde cuando se de el pitazo inicial en el estadio Atanasio Girardot.

Para esta final Junior tiene una ventaja de tres goles, luego del  triunfo de 4-1 en el estadio Roberto Meléndez. La única novedad que se vislumbra es la llegada a la titular de Jonathan Ávila por Jefferson Gómez, quien salió golpeado en el partido frente a Paranaense.

TT Ads

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *