El alcalde Alejandro Char firmó los decretos 0036 y 0037 de 2019 por medio del cual establece las medidas necesarias para salvaguardar el Carnaval de Barranquilla, velar por la seguridad, organización y control durante las fiestas y eventos de precarnaval y Carnaval.

A través del decreto 0036 de 2019, el mandatario distrital regula de manera temporal la ocupación del espacio público en la Vía 40, permitiendo el montaje de las estructuras necesarias para los palcos y minipalcos que se instalarán a lo largo de esta vía, así como los que se dispongan instalar para el desfile de La Guacherna.

“Con estos decretos conservamos las condiciones necesarias para que propios y turistas puedan disfrutar el Carnaval. Así, propiciamos comportamientos que favorezcan la sana convivencia en el espacio público, lugares abiertos al público y promovemos el ejercicio responsable de la libertad, la dignidad y los derechos durante las fiestas”, aseguró el alcalde Char.

En ese sentido, el decreto establece un plazo de 8 días calendario previo al desfile de la Batalla de Flores para la instalación de las estructuras; 4 días previos para la revisión y 48 horas para el desmonte y retiro de las estructuras, una vez finalicen los eventos programados en esta vía.

De igual manera, se prohíbe el uso de elementos como espuma, aerosoles y serpentinas metálicas. Lo anterior tiene como objetivo proteger a los actores del Carnaval y espectadores, por lo que no se permitirá  arrojar cualquier elemento u objetos a los grupos folclóricos, danzantes, disfraces, músicos, autoridades y público en general que haga parte de los diferentes desfiles.

La Alcaldía de Barranquilla establece que en todos los eventos o establecimientos de comercio abiertos al público se deberá publicar la lista de precios en un lugar visible. Asimismo, prohíbe el ingreso a menores de siete años de edad, con o sin adulto responsable a palcos, minipalcos y tarimas. Exceptuando de esta medida a los eventos desarrollados en el marco del Carnaval de los niños.

Decreto 0037 de 2019

De igual forma, mandatario distrital firmó el decreto 0037 de 2019 para velar por la sana convivencia durante el Carnaval 2019, considerando las vías públicas como escenario principal de las fiestas.

Este decreto, en su artículo cuarto, permite el uso temporal de las vías y el espacio público adyacente a todos los eventos, actos festivos y lúdicos que se realicen durante la temporada de Carnaval, cuyo ejercicio implique el uso de las mismas.

En este sentido, en estas zonas se permitirá el expendio y consumo controlado de bebidas alcohólicas y queda proscrito el uso de drogas estupefacientes, sustancias psicoactivas, toxicas o prohibidas, no autorizadas para su consumo.

“Las ventas de las bebidas alcohólicas se interrumpirán una hora antes de la finalización del evento. Para ello, realizaremos los controles y operativos necesarios que garanticen el orden público durante las festividades”, señaló el secretario distrital de Gobierno, Clemente Fajardo Chams.

Asimismo, se definen  los horarios  de funcionamiento para los establecimientos  de expendio y consumo de alcohol, para los cuales los días 1, 2, 3 y 4 de marzo la apertura será a las 9:00 a.m., y el horario límite de cierre será hasta las 4:00 a.m., del día siguiente. Para el día 5 de marzo la apertura será a las 9:00 a.m., y las 2:00 a.m., del día siguiente la hora límite de cierre.

En el acto administrativo se dispone a la Secretaría Distrital de Gobierno la competencia para expedir los permisos y autorizaciones para los eventos que impliquen el uso de vías y de espacio público, así como para todos aquellos eventos, actividades y espectáculos de aglomeración de público.

Con miras a los importantes encuentros futboleros que se realizarán el miércoles 5 y sábado 8 de diciembre la Administración Distrital, en cabeza del alcalde Alejandro Char, definió las acciones pertinentes para que esta fiesta del fútbol se cumpla de la mejor forma.

“Los barranquilleros debemos dar ejemplo de buen comportamiento, que aquí sabemos celebrar y vivir el fútbol sanamente. Apoyemos a nuestro equipo con la mejor disposición y en paz”, afirmó el alcalde.

Durante la reunión, desarrollada por la Comisión Local para la Seguridad, Comodidad y Convivencia del Fútbol Profesional, la cual fue presidida por la Secretaría Distrital de Gobierno, quedaron establecidas las medidas de control y orden público para los partidos finales que tendrá Atlético Junior en el estadio Metropolitano Roberto Meléndez.

El secretario distrital de Gobierno, Clemente Fajardo Chams, indicó: “Hemos armado un equipo interinstitucional para darle un parte de tranquilidad a los asistentes antes, durante y después de los compromisos. Todos los aficionados deben dar ejemplo de buen comportamiento en los partidos que tendrá el equipo barranquillero”.

Para ambos encuentros, la Policía Metropolitana de Barranquilla dispondrá de más de 1.000 uniformados, quienes resguardarán a los hinchas tanto en el interior como en el exterior del escenario deportivo.

Junior – Paranaense. Para el primer partido, que se llevará a cabo este miércoles  5 de diciembre, a las 7:45 p.m., la instalación del Puesto de Mando Unificado (PMU) se hará a partir de las 4:00 p.m., y la apertura de puertas será a partir de las 4:45 p.m. En el PMU estarán las Secretarías de Gobierno, Salud, Recreación y Deportes, Tránsito y Seguridad Vial, Control Urbano y Espacio Público, además de la Oficina de Gestión del Riesgo, Personería Distrital, Cruz Roja, Cuerpo Oficial de Bomberos, Policía y Club Junior.

Para los juegos se han dispuesto más de 300 personas, entre funcionarios y personal logístico, para garantizar que transcurran con normalidad.

Junior- Medellín. El partido de fútbol del sábado 8 de diciembre se llevará a cabo a las 7:00 p.m. La instalación del PMU se cumplirá a las 3:30 p.m., en tanto que la apertura de puertas del estadio será a las 4:30 p.m. Para ambos partidos, la Oficina de Inspecciones y Comisarías, de la Secretaría de Gobierno, asignará un equipo interdisciplinario de 18 funcionarios, quienes realizarán controles en aplicación de la normatividad vigente en materia de protección a niños y adolescentes, así como al consumidor.

De igual forma, 50 voluntarios de la Cruz Roja, una máquina del Cuerpo de Bomberos y 4 ambulancias estarán disponibles.