Afianzar la lucha frontal contra el delito en Soledad será tarea primordial de las autoridades que hacen parte del Consejo de Seguridad del municipio, que este miércoles tuvo su primera sesión del año.

Aunque la Policía Metropolitana dio un parte positivo en materia de reducción de delitos como homicidio, lesiones personales y hurto a personas y establecimientos comerciales, el alcalde Joao Herrera  llamó a los diferentes organismos con asiento en dicho consejo a no bajar la guardia y marcar historia en cuanto a cifra de impacto positivo en la comunidad.

“Este año afianzaremos aún más los esfuerzos para que la lucha contra el delito dé mayores resultados, y ese es el llamado que hemos hecho tanto a la Policía como al Ejército, Fiscalía y Sijín, entre otros órganos  de seguridad presentes hoy aquí. E iniciamos 2019 con las cifras más alentadoras que nos hayan suministrado las autoridades en los últimos meses”, indicó el mandatario soledeño.

Y es que de acuerdo con las cifras que diera a conocer la Policía Metropolitana, entre el 1º de diciembre de 2018 y el 6 de enero pasado, se observó una reducción del 33 por ciento en homicidios, 38 por ciento en lesiones personales, 70 por ciento en hurto a vehículos y 89 por ciento en hurto a establecimientos comerciales, ello con relación al mismo período 2017-2018.

Para la secretaria de Gobierno, Josefa Cassiani, este año se ampliarán el apoyo a los frentes de seguridad, seguirán las caravanas y los sobrevuelos por la jurisdicción, como estrategias que el año pasado fueron fundamentales en la reducción del impacto negativo en materia de delitos atendidos por las autoridades.

“En 2019 marcaremos historia desde Soledad, y esta Administración pasará como la que mayor resultado mostró en materia de lucha contra la delincuencia. Vamos a seguir con la tarea teniendo mano dura contra la delincuencia y a favor de la convivencia ciudadana”, apuntó la funcionaria.

La Fiscalía General de la Nación, a través de su director seccional, Rodrigo Restrepo Reyes, indicó que para este año se pondrán en marcha varias estrategias, entre ellas el seguimiento a quienes están cobijados con medida de detención domiciliaria, a fin de que se cumpla a cabalidad con estas condenas, y para eso se debe hacer un trabajo coordinados con otros organismos como Policía e Inpec. Ello acompañado de informes sobre las órdenes de captura vigentes que serán, además, puestas en conocimiento de las demás autoridades para entre todos apoyar que las mismas se hagan efectivas.

Dijo el funcionario que quienes no se encuentren en su sitio de detención o si se llegase a comprobar que las direcciones anotadas no existentes, se revocarán dichas medidas y los condenados serán procesados por el delito de fuga de presos.

En este primer consejo de seguridad también participaron delegados de entidades como Medicina Legal, Sijín, Ejército Grupo  Aeronaval del Caribe,  Defensoría del Pueblo y Tránsito Municipal de Soledad.

Los programas sociales de la Alcaldía de Barranquilla enfocados a la atención y cuidado de la población infantil de 0 a 5 años y en condiciones de vulnerabilidad dieron frutos muy importantes durante este año. Desde la Secretaría Distrital de Gestión Social y con el impulso de la primera dama, Katia Nule, se llevaron a cabo numerosas actividades que no solo contribuyeron al bienestar de los menores sino que dejan una huella positiva en la formación integral de los nuevos ciudadanos.

Primeros pasos

Los más pequeños fueron protagonistas al recibir los beneficios de la educación inicial, salud, nutrición, construcción de ciudadanía, desarrollo social, promoción social como sujetos de derechos y disfrute de los nuevos espacios exclusivos para los niños entre 0 y 5 años, y las madres gestantes.

Una de las mejores noticias fue la aprobación, por parte del Concejo de Barranquilla, de la Política Pública de Primera Infancia. Noticia que reafirma la apuesta social del gobierno del alcalde Alejandro Char por la promoción del desarrollo integral de la primera infancia en el Distrito y brinda herramientas institucionales para la concurrencia y coordinación de esfuerzos para los niños.

“Alex y yo nos empeñamos en garantizar que nuestros más pequeñitos cuenten con una atención de calidad, que esos hombres y mujeres del mañana nazcan y crezcan en una ciudad con condiciones dignas para su formación. Por eso cada paso que damos por ellos tiene la visión de un futuro mejor”, apuntó la primera dama.

Los 46.800 beneficiarios del programa de Primera Infancia, distribuidos en más de 70 barrios de la ciudad, fueron atendidos integralmente durante el 2018, gracias al convenio interadministrativo con el ICBF por valor de $107.609.443.636.

La población en condición de discapacidad también fue beneficiada durante este año con una inversión de $564.484.812 representados en 12.483 elementos que fueron entregados a los beneficiarios en 342 kits que permiten estimular, a través de su uso, la parte sensorial con objetos sonoros, de texturas y sistema braille.

En el presente año también se logró el fortalecimiento de las capacidades en la participación activa de los procesos de primera infancia en 400 padres pertenecientes a la Red de Padres del Distrito de Barranquilla. Esto con el fin de formar padres multiplicadores de bienestar, paz, buenas prácticas de crianza y personas capaces de ejercer control social. El proyecto de la red de padres tuvo una inversión de $400.000.000.

De acuerdo al plan de desarrollo del alcalde Alejandro Char, se cumplió la meta del 2018 al realizar las adecuaciones y mejoramiento en las infraestructuras de 3 centros de desarrollo infantil: El Edén, con 299 beneficiarios; La Unión, con 100, y Cayenas con 80.

“Comprometidos con mejorar cada día, se invirtieron $1.826.933.065, en el marco del convenio con ICBF, en la cualificación de 1.429 agentes educativos que realizan la atención directa a los niños en temas como la promoción del desarrollo integral: arte, cultura y movilización social para la primera infancia, vínculo afectivo, ansiedad de separación, autonomía vs. disciplina, iniciativa, desarrollo sexual, socialización, expresión de emociones, desarrollo moral, comunicación y autoestima”, dijo el secretario de Gestión Social, Santiago Vásquez.

Constructores de sueños

Con el programa distrital Trabajando por los Niños, la Alcaldía hoy beneficia  a 133 niños y adolescentes que anteriormente estaban en situación de trabajo infantil.

A través del programa se busca restablecer los derechos vulnerados, inobservados y amenazados de los niños expuestos al trabajo, para lo cual se realizan acciones conjuntas con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Policía de Infancia y Adolescencia, Secretaría de Gobierno y Comisaría de Familia.

Dentro el proceso de atención integral, de la mano de la Secretaría de Educación del Distrito, se lograron 17 cupos estudiantiles para niños del proyecto. De la población beneficiaria a 20 niños les fue gestionada su tarjeta de identidad, en materia de salud se realizaron 2 jornadas de valoración por pediatría, nutrición, crecimiento y desarrollo, y salud oral.

Para la primera dama, Katia Nule, es prioridad que se trabaje constantemente, y de la mano con la familia de los niños pertenecientes al proyecto, con el fin de fortalecer los vínculos y convertir a cada miembro del círculo familiar en los primeros garantes de derechos de los niños.

Por ello se fortaleció la Escuela de Padres, que realizó 7 talleres de formación psicosocial al cierre de 2018. Muchos de estos padres de familia fueron beneficiados  en cursos de repostería, máquinas planas y floristería, entre otros.

“El lugar de nuestros niños no es la calle, y mucho menos el trabajo, ellos deben vivir sus etapas de vida de acuerdo a su edad, es así como hemos venido atendiendo a los niños del programa, de manera integral, para que tengan unas mejores condiciones de vida, ellos son constructores de sueños y de objetivos para su vida, y es importante que vivan su niñez y adolescencia como debe ser”, manifestó Katia Nule.

Al proceso se sumaron las casas de cultura, quienes tienen una sede en el internado Monseñor Víctor Tamayo, donde forman a los niños en música, arte y oficio, percusión, danza y breakdance.  Adicionalmente disfrutaron de salidas pedagógicas.