‘La Seguridad Vial es una Decisión de Vida’, la campaña de la Gobernación para reducir accidentalidad

0
53

El Instituto de Tránsito del Atlántico (ITA) lanzó, en Sabanalarga, la campaña ‘La Seguridad Vial es una Decisión de Vida’, que hace parte de las acciones que realiza la Gobernación para reducir la accidentalidad en las carreteras.

El director de Tránsito del Atlántico, Carlos Granados, explicó que la idea es fomentar las buenas prácticas entre los actores viales por medio de jornadas pedagógicas de prevención y sensibilización.

Igualmente, incentivar comportamientos seguros en la vía y facilitar el acceso a la información relacionada con los servicios que presta la entidad.

“Lo que estamos haciendo es desarrollar iniciativas sobre seguridad vial, con el fin de contribuir a la disminución de los índices de accidentalidad en Atlántico”, expresó el funcionario.

La campaña incluye actividades lúdicas y pedagógicas y dinámicas con mensajes de educación y seguridad vial.

Carlos Granados explicó que Sabanalarga fue escogido para el lanzamiento, en razón a que es el municipio con el mayor índice de víctimas fatales en accidentes durante los meses transcurridos del presente año.

“Esta campaña tiene un componente clave que es darle a entender a la comunidad que definitivamente es muy importante en el proceso de reducir las cifras de accidentalidad”, indicó.

También se implementará, inicialmente, en otras seis poblaciones: Santo Tomás, Sabanagrande, Baranoa, Juan de Acosta, Campo de la Cruz y Luruaco.

El alcalde de Sabanalarga, José Elías Chams, manifestó que esta campaña es realmente positiva porque ayuda en gran manera a prevenir accidentes de tránsito tanto a la altura de la vía La Cordialidad, como en las calles y carreras de mayor tráfico en el municipio.

“Esta pedagogía vial resulta clave para que los conductores, especialmente de motocicletas, conduzcan mejor y en concordancia con las normas de tránsito”, expresó el mandatario local.

Igualmente, hizo un llamado a los padres de familia para que no permitan que algunos de sus hijos, sin ninguna clase de capacitación sobre conducción, tomen una moto para transportar pasajeros.

No hay comentarios

Dejar respuesta