Cuba logró el doblete de oro en el Voleibol Playa

0
24

Cuba, con la pareja conformada por Nivaldo Díaz y Sergio González, en masculino, y Naylen Delis y Leila Martínez, en femenino, se alzó con la  medalla de oro por partida doble en el Voleibol Playa de los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018, disciplina que concluyó este miércoles en el Centro de Eventos Puerta de Oro.

En varones, la dupla Díaz-González derrotó en tres sets a México. Los cubanos ganaron 23-21 el primero, mientras que los aztecas se llevaron el segundo por 21-18. El definitivo favoreció 15-13 a los cubanos.

La medalla de bronce fue para la pareja colombiana de Jorge Manjarrés y Johan Murray, que venció en dos sets (21-13 y 21-19) a los venezolanos José Gómez y Carlos Rangel.

“Los mexicanos fueron dignos rivales, merecen el respeto de nosotros, como jugadores, como amigos, como compañeros y fue un juego de una alta exigencia. El objetivo de nosotros era la medalla de oro, en eso pensábamos todos los días y gracias a eso la obtuvimos”, manifestó el cubano Sergio González.

En damas, la superioridad de las cubanas Naylen Delys y Leila Martínez fue abrumadora sobre las colombianas Yuli Ayala y Diana Ríos, a quienes vencieron en dos sets con parciales 21-8 y 21-14.

El bronce lo ganó dupla Norisbeth Agudo y Gabriela Brito, de Venezuela, que derrotó 2-0 a las puertorriqueñas María González y Allanis Rivas. Los parciales fueron 21-12 y 21-10.

Yuli Ayala y Diana Ríos, aunque anhelaban darle el oro a Colombia, reconocieron la superioridad de Cuba y catalogaron la medalla de plata como un gran logro, dado que es la primera vez que su país la consigue en el Voleibol Playa de unos Juegos Centroamericanos y del Caribe.

“Este es el comienzo de una nueva aventura, esta medalla me da más fuerza para seguir adelante, ya no voy por la de plata ni la de bronce, sino por la de oro. Que se prepare Cuba dentro de cuatro años”, sentenció la colombiana Yuli Ayala, cuya meta próxima es participar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Su compañera Diana Ríos negó que la lesión sufrida en el juego del martes ante Puerto Rico haya mermado su rendimiento en la final ante Cuba. “Tuve un buen descanso y una buena recuperación y me sentí supremamente bien. En el juego se vio que el rival es superior a nosotras y eso nos invita a seguir trabajando fuerte. Nos sentimos orgullosas porque Colombia nunca había ganado una medalla de estas en unos Centroamericanos y también estoy contento por el bronce que lograron nuestros compañeros (Manjarrés y Murray). Eso es muy valioso para ellos”.

No hay comentarios

Dejar respuesta