Gobernación y CRA sembraron 12.000 árboles en 10 municipios del Atlántico

0
29

La Secretaría de Desarrollo Económico de la Gobernación del Atlántico y la Corporación Autónoma Regional del Atlántico, (CRA) lideraron la siembra de 12.000 árboles maderables y frutales en 10 municipios del departamento con el propósito de conservar la biodiversidad y preservar el capital natural de este territorio.

Esta primera fase del programa ambiental, que se extenderá al resto de poblaciones atlanticenses, se realizó con la articulación de la Universidad del Magdalena. El cierre de esta iniciativa se hizo este fin de semana en el corregimiento Cuatro Bocas, en Tubará, donde fueron sembradas 1.000 plántulas.

Los otros municipios beneficiados fueron: Puerto Colombia, Baranoa, Juan de Acosta, Piojó, Usiacurí, Malambo, Luruaco, Repelón y Sabanalarga.

El secretario de Desarrollo Económico del Atlántico, Anatolio Santos, explicó que este trabajo articulado con la CRA hace parte de una estrategia integral en favor del medio ambiente y la actividad productiva que viene arrojando resultados altamente favorables.

“El medio ambiente va de la mano con los sectores agropecuario, empresarial y el turismo. Tanto así que el señor gobernador Eduardo Verano, viene haciendo inversiones importantes en Tubará y toda la Zona Costera que contribuyen a mejorar todo ese plan de ordenamiento de playas”, expresó el funcionario.

También resaltó la implementación de proyectos conjuntos con la CRA, tales como la recuperación del Embalse del Guájaro, repoblamiento piscícola y en general el fortalecimiento ambiental en el departamento del Atlántico.

El subdirector de Planeación de la Corporación Autónoma Regional, Emilio Zapata, explicó que en medio del desarrollo del proyecto también se hizo una labor de sensibilización a la comunidad acerca de la importancia que representa la conservación del medio ambiente.

“La idea es que esos 12.000 árboles sean cuidados por la misma comunidad y que en el mediano tiempo ellos mismos puedan sostenerse por sí solos, porque el cambio climático nos obliga a que luego de la siembra le hagamos mantenimiento y seguimiento por lo menos durante cinco meses”, indicó el funcionario.

Anunció que el propósito es que la alianza se fortalezca “y podamos llevar al resto de los municipios del departamento estos beneficios para el ambiente en un escenario de cambio climático que hoy nos atañe”

El convenio incluyó talleres de formación a más de 350 miembros de la comunidad, en temáticas como el Sistema Nacional y Regional de Áreas Protegidas y formas de participación comunitaria

 

No hay comentarios

Dejar respuesta